FANDOM


Línea 23: Línea 23:
   
 
En el bosque, Roland recoge algunas ramas y vuelve al campamento mientras los Hombres Alegres guardan el corazón de Regina de un intruso, el Sr. Gold. Forzado por la magia de Gold, Roland es empujado hacia delante y tirado al suelo. Sintiéndose amenazado, Robin Hood lanza una flecha al Sr. Gold, quien mágicamente la redirige hacia Roland. El Sr. Gold, actuando bajo órdenes de Zelena, está a punto de liberar la flecha en el cuerpo del chico aterrorizado, cuando Robin Hood obedece y le da el corazón. Entonces el Sr. Gold se disculpa por lo que ha hecho, mantiene la flecha a centímetros de agujerear la cabeza del chico, y la deja caer completamente. Tras desaparecer el Sr. Gold, Robin Hood corre a consolar a su hijo, a quien deja a cargo de uno de los Hombres Alegres cuando llega Regina.
 
En el bosque, Roland recoge algunas ramas y vuelve al campamento mientras los Hombres Alegres guardan el corazón de Regina de un intruso, el Sr. Gold. Forzado por la magia de Gold, Roland es empujado hacia delante y tirado al suelo. Sintiéndose amenazado, Robin Hood lanza una flecha al Sr. Gold, quien mágicamente la redirige hacia Roland. El Sr. Gold, actuando bajo órdenes de Zelena, está a punto de liberar la flecha en el cuerpo del chico aterrorizado, cuando Robin Hood obedece y le da el corazón. Entonces el Sr. Gold se disculpa por lo que ha hecho, mantiene la flecha a centímetros de agujerear la cabeza del chico, y la deja caer completamente. Tras desaparecer el Sr. Gold, Robin Hood corre a consolar a su hijo, a quien deja a cargo de uno de los Hombres Alegres cuando llega Regina.
  +
  +
===Tras la segunda maldición===
  +
Durante un paseo nocturno a la [[Granny's|cafetería de la Abuelita]], Roland coge las manos de ambos su padre, Robin Hood y Regina. Una vez allí, ve a su padre abrazar a una mujer extrañamente familiar. Reconoce que es su madre, y la llama. Marian lo coge en brazos, y los tres tienen una emotiva reunión familiar, mientras una afligida Regina lo observa.
  +
  +
Poco después de recuperar a su madre, Roland es llevado por Marian, quien está siguiendo a Robin al exterior. Allí, su padre presenta a Marian a Regina. Recordando a Regina sólo como la Reina Malvada, Marian se horroriza de que Robin Hood permitiese que alguien como Regina se acercase a su hijo. En el clímax de la confrontación, Marian coge a Roland y se va ofendida mientras Regina se va en la dirección opuesta.

Revisión de 18:51 10 abr 2016

Roland Hood
Roland Hood
Personaje del Bosque Encantado
Información biográfica
Estado: Vivo
Hogar: Storybrooke
Afiliación: Héroe
Descripción física
Especie: Humano
Género: Masculino
Color de pelo: Marrón oscuro
Color de ojos: Marrón
Relaciones
Parientes:
Información de la serie
Intrepretado por: Raphael Alejandro
Primera apararición: "Quite a Common Fairy"
Última aparición: "Broken Heart"

Roland Hood es un infante hijo de Robin Hood y Lady Marian.

Historia

Tras la primera maldición

Roland nace de su madre, Lady Marian, y padre, Robin Hood. Desgraciadamente, su madre fallece y es criado por su padre en un grupo conocido como los Hombres Alegres que viven en el Bosque de Sherwood y luego en el Castillo Oscuro. Tras escuchar un estrépito en el Castillo, Little John y otros tres Hombres Alegres irrumpen en la escena, y descubren que Robin está ayudando a dos huéspedes, Neal y Mulán, a encontrar una forma de llegar a Nunca Jamás. Roland se escurre por debajo de los pies de Little John, y corre a los brazos de su padre. A partir de esto, a Neal se le ocurre que Roland invoque a la sombra para poder agarrarse a ella e ir a Nunca Jamás. Robin, temeroso de que la sombra se lleve a Roland, se muestra extremadamente reticente a su idea. Sin embargo, Neal le recuerda que su padre perdonó la vida a Marian, lo que le permitió dar a luz a Roland, y por eso está en deuda con Rumplestiltskin. Robin Hood finalmente cede, pero con la condición de que solo lo intente una vez. Como preparación, a Roland se le dice lo que debe decir para atraer a la Sombra al Bosque Encantado.

Por la noche, Little John lleva a Roland de vuelta con Robin Hood. Para asegurarse, su padre le pregunta si recuerda qué palabras tenía que decir, por lo que Roland empieza a pronunciarlas, pero es rápidamente callado por todos. Después de que todos toman sus posiciones de ataque, le dan a Roland la señal de salida. Él dice frente a una ventana "Yo creo", en dirección al cielo estrellado. Los segundos pasan, y nada ocurre, así que Robin Hood asume que la llamada no funcionó y le dice a Roland que se aparte de la ventana. Momentos después, la Sombra aparece del cielo como una pequeña mancha y se precipita al lugar de su llamada. Intenta coger a Roland, corta uno de sus brazos en rodajas; ofreciendo a Neal la oportunidad de agarrarse a ella. Como todos ven, se retira a su vuelo de regreso a Nunca Jamás mientras lleva a Neal.

Antes de la segunda maldición

Después de que Regina toma medidas preventivas para deshacer el conjuro del Hechizo Oscuro de Pan, todos los habitantes del Bosque Encantado pagan el precio retornando y volviendo a su personaje anterior. Los Hombres Alegres, incluyendo a Roland y su padre Robin Hood, se unen al grupo y después empiezan a viajar al Bosque de Sherwood por refugio. De repente, un mono volador ataca, con Roland atrapado en medio del altercado, mientras la criatura desciende hacia él, o eso parece, ya que está cerca del objetivo de la bestia, Regina. Roland, asustado, llama a su padre, quien está demasiado lejos para protegerlo, mientras el mono volador baja en picado. Regina lo protege y rápidamente se libra de la criatura convirtiéndolo en un animal de peluche, el cual regala a Roland.

Durante la segunda maldición

Tras el lanzamiento de la segunda maldición, Roland es uno de los muchos habitantes del Bosque Encantado llevados a Storybrooke. Como efecto de la poción de pérdida de memoria que lanzó Zelena en el caldero de la maldición, sus recuerdos del año anterior en el Bosque Encantado son borrados. Un día, Roland juega con su padre, Robin Hood, mientras están con los Hombres Alegres.

En el bosque, Roland recoge algunas ramas y vuelve al campamento mientras los Hombres Alegres guardan el corazón de Regina de un intruso, el Sr. Gold. Forzado por la magia de Gold, Roland es empujado hacia delante y tirado al suelo. Sintiéndose amenazado, Robin Hood lanza una flecha al Sr. Gold, quien mágicamente la redirige hacia Roland. El Sr. Gold, actuando bajo órdenes de Zelena, está a punto de liberar la flecha en el cuerpo del chico aterrorizado, cuando Robin Hood obedece y le da el corazón. Entonces el Sr. Gold se disculpa por lo que ha hecho, mantiene la flecha a centímetros de agujerear la cabeza del chico, y la deja caer completamente. Tras desaparecer el Sr. Gold, Robin Hood corre a consolar a su hijo, a quien deja a cargo de uno de los Hombres Alegres cuando llega Regina.

Tras la segunda maldición

Durante un paseo nocturno a la cafetería de la Abuelita, Roland coge las manos de ambos su padre, Robin Hood y Regina. Una vez allí, ve a su padre abrazar a una mujer extrañamente familiar. Reconoce que es su madre, y la llama. Marian lo coge en brazos, y los tres tienen una emotiva reunión familiar, mientras una afligida Regina lo observa.

Poco después de recuperar a su madre, Roland es llevado por Marian, quien está siguiendo a Robin al exterior. Allí, su padre presenta a Marian a Regina. Recordando a Regina sólo como la Reina Malvada, Marian se horroriza de que Robin Hood permitiese que alguien como Regina se acercase a su hijo. En el clímax de la confrontación, Marian coge a Roland y se va ofendida mientras Regina se va en la dirección opuesta.

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.